La Historia del BOXER

Estos perros llegaron gradualmente hasta Alemania con las antiguas tribus teutónicas, así como a otras zonas de Europa y a las Islas Británicas.
Los antiguos germanos utilizaron estos perros para la caza. El jabalí, un luchador feroz, era cazado con éxito gracias a estos perros rápidos y valientes. También se empleaban para la caza del ciervo, del oso y de otras presas, además de ser valorados como perros guardianes para la casa.
En el siglo pasado eran conocidos con el nombre de bullenbeisser - mordedor de toros.



Eran de cráneo fuerte, de mandíbula corta y con ligero prognatismo inferior, gracias a esto poseían una mordida capaz de agarrar a un toro u otro animal por la nariz sin soltarlo de ninguna manera. En el posterior desarrollo de la raza se ha creído erróneamente que fueron usados el dogo alemán, el bullmastiff, y el bulldog inglés para obtener al bóxer actual.
Es cierto que el gran mastiff inglés fue cruzado con otras razas y dio lugar al dogo inglés, que se importaba en Alemania para utilizarlo en la cría del bullenbeisser de mayor tamaño; pero esta influencia no afectó la cría del bóxer, que desciende del bullenbeisser de tamaño menor. El bulldog inglés ha tenido que ver en la creación del bóxer actual, pero entonces no se parecía nada al bulldog actual: bajo, ancho, pesado, y de extremidades arqueadas. El de aquellos tiempos era de tipo mastiff pequeño, más rápido, más largo de extremidades, y más del tipo bóxer actual. Además de la conformación, el bulldog inglés fue el responsable de introducir las manchas blancas a la raza. Antes de 1830, el bullenbeisser pequeño era conocido por su máscara negra, con una capa leonada o atigrada.
No se hace mención alguna de manchas blancas hasta más tarde. En esa época se importaron bulldogs ingleses del tipo antiguo en Alemania, que fueron cruzados con los perros locales. No obstante, el origen de esos perros era el mismo que los perros alemanes, de modo que debemos considerar al bullenbeisser pequeño como el verdadero antepasado del bóxer, y del bulldog inglés.
Incluso antes de la existencia de los primeros libros genealógicos, el bóxer era en esencia un perro de raza pura y no un cruce, según el concepto del término actual.
Sería tan injusto decir que el bóxer es una cruza entre el bulldog y bullenbeisser pequeño como decir que el bulldog es una cruza entre bóxer y mastiff pequeño.
Los criadores de Munich al final siguieron los pasos de los ingleses y formaron clubes de la raza para comenzar a criar teniendo en cuenta la genealogía.
Todos los bóxers registrados actualmente se remontan a los orígenes de Munich.
En 1887 George Alt, de Munich, adquirió una perra de tipo bóxer en Francia, de color atigrado oscuro. La cruzó con un bóxer local cuyo nombre y genealogía se desconoce, fue registrada como Alt's Scheeken, No. 50 y Alt's flora segunda No. 11, ambas atigradas.
Entonces Lechner's Box No. 48 cubrió a su hija, produciendo a Maier's Lord No. 13 que fue reconocido como uno de los primeros machos influyentes en la raza.

En la historia del bóxer son importantes las siguientes fechas:
  • 1887: Alt's Flora es importada de Francia.
  • 1890: Nació Maier's Lord.
  • 1896: Fundación del primer Club de Bóxer en Munich, llamado Deutcher.
  • 1898: Nacimiento de Meta von der Passage, una de las hembras fundadoras más importantes de la raza.
  • 1902: El 14 de Enero se adopta el estándar alemán del bóxer.
  • 1914: Se reconoce el bóxer como perro de policía en Alemania.


Volver - Imprimir - www.todoboxer.co.cl